El origen de “La verdadera historia del bucicarlos vengador”

Diversión y aventuras. Eso es lo que te propone Fernando Busto de la Vega con La verdadera historia del bucicarlos Vengador. Una historia trepidante, pero también una reflexión sobre la naturaleza humana y nuestra propia historia.

El Sexenio Revolucionario es el gran protagonista de La verdadera historia del bucicarlos vengador. Una época de nuestra historia, en pleno siglo XIX, «tan poco conocida y que explica y hasta prefigura muchas de las cosas que sucederían en el siglo XX», reconoce Fernando Busto de la Vega.

Una obra en la que juega un papel fundamental un referente para dicho autor como es Miguel de Cervantes. «Cervantes nunca está lejos de mí, es así y debo reconocerlo —admite Busto de la Vega—. Y la literatura es para mí, desde la infancia, un vicio irreprimible. Soy también un idealista indomable. Por lo tanto, con esos ingredientes, no es de extrañar que el diálogo entre realidad y literatura y el modo en que esta última puede influir en nuestra propia fabulación para construir una realidad alternativa que nos aleje de lo que en realidad somos (un a modo de Alonso Quijano convertido en Don Quijote o de Licenciado Vidriera perdido en su propia locura) me apasione como semilla literaria. De ahí surgió el primer chispazo: el de un marginado tratando de alcanzar una realidad alternativa y mejor inspirado por los libros que lee. Así surgió Telesforo Martínez, el protagonista masculino de la novela. El resto fue ir añadiendo mimbres al cesto».

Una obra en la que, como también nos advierte su autor, podrás encontrar discretas, «pero fácilmente comprensibles, (algunas) referencias literarias que pueden hacer sonreír al lector avisado, y que abarcan desde La Regenta (evidentísima) o El Guzmán de Alfarache a otras más recónditas. Como siempre digo: divertirme y divertir es la regla».

Y ya te advertimos que lo harás, y mucho, si lees La verdadera historia del bucicarlos vengador. Realmente delirante y,  a la vez, apasionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *