Reseña de “El oscuro legado de la traición”

Regresa Anselmo Díez Díaz a nuestro catálogo. Y ahora lo hace con El oscuro legado de la traición, la historia de una traición que se inició en tiempos de Jesucristo y que finaliza casi a finales del siglo XX. Y dos comisarios de policía embarcados en una nave de misterio que te mantendrá en vilo hasta la última línea de esta novela.

Anselmo Díez Díaz ya nos sorprendió con Soñando un sueño por su habilidad a la hora de manejar la intriga y la documentación. Y ahora vuelve con una novela que cabalga por los caminos del thriller, en ocasiones de manera desbocada, protagonizada por dos policías.

En este caso, se trata de dos comisarios retirados, Arsenio y Blas, que tienen ante sí un jeroglífico que se remonta a los tiempos de Jesucristo, y cuyas consecuencias se arrastran casi hasta finales del siglo XX. Sus ingredientes, tres épocas: mediados del siglo XIX, la Guerra Civil española y los años sesenta del pasado siglo.

Y es que Arsenio y Blas tienen un entretenimiento muy particular: descifrar rompecabezas y acertijos. Pero es en ese momento cuando se topan con un objeto sagrado que permanece oculto desde la crucifixión de Jesucristo.

Y es ahí cuando comienza para ellos el camino de la aventura. Una aventura jalonada de muertes y sucesos que salpican sus investigaciones. Y todo ello con sentimientos como la avaricia de por medio y la negación de la existencia de aquel objeto sagrado por parte de oscuras intenciones, y que dificultarán la labor de los dos comisarios. Todo ello dentro de una atmósfera de intriga y acción que acompañará a Arsenio y Blas mientras indagan diversos momentos históricos para tratar de resolver el misterio al que se enfrentan; y que concluye con el final más imprevisto que hubieras podido imaginar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *