Entrevista a Enrique B. Castillo, autor de “Dos deseos y dos desdichas”

Hemos querido charlar con Enrique B. Castillo, autor de Dos deseos y dos desdichas, para que nos cuente algunos de los secretos de su obra. He aquí la entrevista resultante:

Ediciones Lacre: ¿Qué se va a encontrar el lector en esta obra?

Enrique B. Castillo: La obra tiene una mezcla de crítica social y un marcado vistazo a la conducta humana; dirigida, principalmente, hacia temas tabúes de carácter sexual. Haciendo hincapié en la etapa juvenil de la adolescencia, donde prepondera el comportamiento sexual, la duda, el error, la irresponsabilidad sin consecuencias (supuestamente) y el descubrimiento de nuevas experiencias.

E.L: ¿Por qué esta obra? ¿Qué te propones con ella?

E.B.C.: Según una recopilación de testimonios de antiguos compañeros de colegio, me percaté que, a cierta edad, la mayoría de adolescentes varones tenemos una fantasía erótica que involucra el tener sexo con una mujer adulta. Entonces, quise que todo aquel hombre que la leyera, recordara un poco aquella fantasía que quizás haya olvidado. O talvez, recuerde si, en algún momento, pudo hacerla realidad. También sirve para demostrar que no siempre es bueno subestimar a los muchachos jóvenes, puesto que, con intelecto y quemeimportismo pueden llegar a hacer lo que sea.

«La mente adolescente es bastante volátil, y mucho más reactiva y peligrosa cuando se mezcla con el intelecto.»

Claro está decir que la obra puede ser leída tanto por hombres como por mujeres, pues el erotismo narrado es llamativo también por mujeres.

E.L.: ¿Qué recomendarías al lector antes de comenzar a navegar por las páginas de esta obra?

E.B.C.: Tener una mente abierta. Adentrarse en la mente de cada uno de los personajes (aunque difieran del género de éstos), siempre recordando que es sólo una obra creativa.

E.L: ¿Cómo surgió la idea de escribir este libro?

E.B.C.: Lo escribí cuando era un adolescente. Entre las muchas cosas y experiencias que entre amigos nos confesamos, la fantasía de estar con una mujer adulta, siempre era un tópico. Aunque no todos llegan a cumplir su fantasía, habrá otros que sí. Entonces, si la literatura te ayuda a escapar de la realidad, no hay mejor manera de darle al lector una idea de cómo hubiera sido el cumplimiento de su deseo, con un toque de pesimismo dramático.

E.L: ¿Dónde te has inspirado para escribir esta obra?

E.B.C.: Supongo que todos tenemos una musa y un millón de experiencias e ideas que nos ayudan al momento de inspirarnos para dar expresiones artísticas de cualquier índole.

E.L: ¿Qué método utilizas a la hora de escribir?

E.B.C.: Siempre intento ser ordenado en cuanto a la escritura, teniendo un boceto mental de la obra y unos cuantos capítulos que no son limitados, sino más bien, una base para crear otros, ya sean intermedios, iniciales o finales. Pero nunca puedo lograrlo, ya que, al momento de escribir, de una idea me nacen muchas otras que logran cambiar el boceto original, y eso es bueno, sobre todo cuando estoy estancado. Dos deseos y dos desdichas es prueba de ello, pues a semanas de haber empezado a escribirlo, me vi obligado a escribir su final (el cual era muy diferente al que había premeditado al principio de todo), y luego creé la parte intermedia. Un desorden total.

E.L.:  ¿Qué reglas sigues para escribir una obra como esta?

E.B.C.: Ser perseverante, constante y escribir con mucha libertad. Sobre todo, cuando todo esté relajado, sin nadie que te moleste. La música indie y clásica me ayuda bastante. Pero hay ratos que necesito silencio total para escuchar las ideas más silenciosas. Escribir en la madrugada me ha ayudado demasiado.

E.L: Valora brevemente Lacre Ediciones.

E.B.C.: Lacre Ediciones es una editorial seria, comprometida y accesible a escritores, ya sean noveles o experimentados. Perfecta para incursionarse en el mundo editorial y también para mantenerse en él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *